Microbiografía de Carlos Germán Maldonado Torres

Carlos nació en abril de 1932 en Villa Alhué, le decían “Nano. Creció con sus padres y sus 8 hermanos en un terreno de Barranca de Piche, donde hacían carbón en hornillas de barro, producían miel, criaban ovejas; ese fue el mundo en el que aprendió a trabajar y a ser un hombre de la tierra.

Era delgado, de mirada profunda, pelo liso castaño que peinaba para el lado. Dicen que cuando joven era un churrazo, tenía labia y era picaflor. Construyó dos familias y en total fuimos ocho medio hermanos.

Cuentan que en invierno subía con sus amigos a buscar nieve a Alto Cantillana, cerca de Aculeo: la comían con miel o harina tostada. También le gustaba comer asados a la chilena.

Le encantaban las ramadas, las carreras a la chilena y vestirse de huaso. Lo recuerdo llegando del cerro a caballo con espuelas y botas de cuero de cabra, sombrero y manta. Le gustaban las rancheras, pero cuando iba a la chacra silbaba, como se acostumbra en la soledad del campo.

Trabajaba en una parcela en Santa Ana de Chena y se dedicaba a los árboles frutales. Cuando lo iba a ver me regalaba peras, después me acompañaba a esperar la micro y decía “vamos a esperar la góndola”.

No tenía militancia política, pero en octubre del ‘73, después de un partido de fútbol fueron al restaurant “Las tres esquinas”, en un confuso incidente con un cabo de la Fuerza Aérea se lo llevaron detenido.

Él era Carlos Germán Maldonado Torres, detenido y desaparecido el 21 de octubre de 1973. Yo soy su hija, María Esperanza Maldonado y lo recuerdo. Recuérdalo tú, recuérdaselo a otr@s.

Ficha técnica:

Para realizar esta microbiografía, se entrevistó a María Esperanza Maldonado, quien grabó esta cápsula radial en agosto de 2014 en los estudios de Radio Universidad de Chile, donde posteriormente fue mezclada y emitida.

Tu dirección e-mail no será publicada. Los campos requeridos son obligatorios *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.