Microbiografía de Marcelo Esteban Miño Logan

Marcelo Miño Logan nace el 4 julio de 1956 en Conchalí, él era el menor de seis hermanos. Era un chiquillo muy buenmozo, bonachón, tenía una sonrisa hermosa, regalón de mi mamá, Estela. En la casa le pusimos Chinino por sus ojitos orientales al reír. Emigraron a Viña del Mar por el trabajo de mi abuelo Eduardo, que se dedicaba a la construcción.

El pasaje Bandera de la Población Libertad lo vio crecer, tenía un espíritu guerrero y aventurero, cuando chico jugaba con soldaditos de plomo, incluso estuvo en la aviación pero se retiró. Era un chiquillo con mucha energía, junto a su hermano David, entraron al MIR cuando eran muy jóvenes y fueron muy activos. Hacían reuniones en la casa, mi abuela siempre los apoyó, incluso en la clandestinidad. No era muy de pololas pero tuvo dos amores importantes, Sara, con quien tuvo a su hija Tatiana y Bernarda, a quien conoció porque era vecina de su hermana en la Pincoya, con ella tuvo dos hijos: Marcelo y Danilo, que hoy viven en Australia.

Recuerdo cuando mi tío nos llevaba, con todos los primos al Sausalito de Viña, a bañarnos en el tranque, incluso una vez me salvó (cuando) me caí al agua ¡él no sabía nadar!  tenía mucho coraje. Cuando venía a Santiago, se quedaba con nosotros y en la noche nos contaban historias y chistes. Marcelo era una persona simple, incluso tímida, pero nunca se conformó con las injusticias que vivió el país.

El 19 enero de 1985, lo sorprendieron en su casa en Quillota y junto a su hermano David fueron ejecutados, después de eso la familia se dispersó en el exilio.

Él era Marcelo Miño Logan, y yo soy Valentina Cáceres Miño y recuérdo a mi tío. Recuérdalo tú, recuérdaselo a otr@s.

Ficha técnica:

Para realizar esta microbiografía, se entrevistó a Valentina Cáceres Miño, quien grabó la microcápsula en septiembre de 2014  en los estudios de Radio Universidad de Chile, donde posteriormente fue mezclada y emitida.

Tu dirección e-mail no será publicada. Los campos requeridos son obligatorios *

*