Microbiografía de María Paz Martín Martínez

    Mi hermana María Paz nació en una familia humilde el 11 de agosto de 1953, en Santiago, hija de Elba e Isidro, un español que llegó a Chile en el Winnipeg y trabajaba como zapatero remendón. Éramos cinco hermanos: Pedro, Matilde, Margarita, María Paz y yo, Jorge.

    De niña era traviesa y le gustaba jugar a las muñecas. Tenía sólo 8 años cuando nuestro padre murió, nos cuidaba Margarita, porque nuestra madre salió a trabajar. Entre Margarita, María Paz y yo nos llevábamos muy bien, hasta el final fuimos compinches.

    La niñez pasó rápido y con sólo 15 años se casó con su primer pololo, con quien tuvo tres hijos: Pedro, Paz y Valentina. Era demasiado joven, al poco tiempo se separaron y María Paz sufrió el dolor de que le quitaran a sus hijos, con quienes perdió todo contacto.

    Con el corazón roto, se fue a trabajar a Argentina y sólo regresó al enterarse de que nuestro hermano Camilo había muerto en un operativo del Frente. Nuestra familia siempre participó políticamente, nuestro padre contra el franquismo y nosotros contra el pinochetismo.

    Fue inmensamente feliz cuando pudo volver a ver a sus hijos, alcanzó un sueño que vivió hasta sus últimos días. Era una morena buenamoza y exuberante, linda en todo sentido. La recordamos alegre y participativa.

    Alcanzó a colaborar un año en el Frente, su sueño era que terminara la Dictadura. Tenía 32 años cuando estaba con su hermana Margarita y su sobrino Isidro en la casa de Mamiña cuando los asesinaron.

    Ella era María Paz Martín Martínez, ejecutada el 30 de junio de 1986. Yo soy su hermano, Jorge Martín y la recuerdo. Recuérdala tú, recuérdasela a otr@s.

    Ficha técnica

    Para realizar esta microbiografía, se entrevistó a Jorge Martín Martínez. En noviembre de 2014 fue grabada por Sebastián Ponce Salinas, su sobrino nieto, en los estudios de Radio Juan Gómez Millas, donde posteriormente fue mezclada y luego emitida en Radio Universidad de Chile.

    3 Comments, RSS

    • Nicol

      dijo en:
      febrero 5, 2015 a las 13:50

      Es tan fuerte y doloroso leer esta historia, creo que marco un antes y un después en cada historia familiarizada, es fuerte saber que no conocimos a nuestra abuela biológica por culpa del golpe del estado, Gracias tíos por hacerle memoria a mi abuela, sin duda es un gran documental

    • Katherine

      dijo en:
      marzo 2, 2015 a las 10:52

      Queridos: no se escucha.
      Gracias, perdón lo corto del mail.

    Tu dirección e-mail no será publicada. Los campos requeridos son obligatorios *

    *