Microbiografía de Héctor Mario Silva Iriarte

Mi nombre era Mario Silva Iriarte, pero me decían Mariolito, nací en Vallenar un día de octubre del año ’35. Mi padre, uno de los fundadores del Partido Socialista, me habló de política desde muy niño. Estudié en el Barros Arana, en la Universidad de Chile, y me recibí de abogado en la Universidad de Guayaquil, en Ecuador. Fui Regidor por Chañaral, y gerente de la CORFO  (Corporación de Fomento a la Producción) en el gobierno de la Unidad Popular.
Los fines de semana me arreglaba escuchando la canción “Soy un muchacho aún”, para salir con Graciela, mi mujer, con quien nos casamos a escondidas: la familia no estaba de acuerdo. Contra todo, tuvimos cinco hijos: Amanda, Libertad, Rosita, Mario y Patricia. Con ellos jugaba a ser Lautaro en la Guerra de Arauco, un Libertador en la Independencia de Chile, un defensor acérrimo de los mineros en Iquique a comienzos del siglo XX, un payaso en las fiestas y un amante de la buena cocina, como la de mi madre: unas albóndigas bien espesas, las empanadas de queso, los camarones…
Ese día de septiembre, fui a mi trabajo a renunciar, tuve que esperar, hacer cola, esperar… mi vida se detuvo a causa de la Caravana de la Muerte, tenía 37 años.
Él era Mario Silva, ejecutado político el 19 de octubre de 1973. Recuérdalo tú, recuérdaselo a otr@s.

Ficha técnica:
Esta microbiografía fue realizada a partir de las entrevistas realizadas a Rosa Silva hija de Mario Silva y a Ariadna Biotti, su sobrina. La grabación fue realizada por Benjamín Villalobos en el mes de julio de 2014, en los estudios de Radio Universidad de Chile, donde posteriormente fue mezclada y emitida.

4 Comments, RSS

  • Alfredo Olivares Garay

    dijo en:
    agosto 22, 2014 a las 23:35

    Gracias a todos por haberse acordado de un gran Hombre Mario Silva Iriate

  • Nino

    dijo en:
    agosto 13, 2014 a las 20:23

    Un hombre que jugaba a ser Lautaro con sus hijos ya es un simbolo a seguir, valiente compañero que se dio por entero a sus ideales y que cobardemente intentaron acallar,pero que tu rosita la corajuda mantienes vivo hoy y siempre!!

  • rosa silva

    dijo en:
    agosto 13, 2014 a las 14:00

    ñla verda q al leerle volvi aver y escuchar ami padre garcias por humanizarlo y darle esta mirada de un ser humano maravilloos como era gracias mil atdoos y a mi prima ariadna ne particular por ser parte gestora de esta micro historia-humanizada

  • IVONNE GUTIÈRREZ

    dijo en:
    agosto 13, 2014 a las 01:46

    Un gran hombre de gran sensibilidad. Siento pena, rabia,nostàlgia,melancolìa.mucha tristeza.