Microbiografía de Ricardo Weibel Navarrete

Ricardo Weibel, mi papá, nació en diciembre de 1945 en Santiago y estudió en la Escuela Industrial de Conchalí, donde aprendió el oficio de modelaje en calzado, el que combinó con su trabajo como chofer de la locomoción colectiva. Era un hombre con mucha personalidad, serio, tenía cuerpo de deportista y le encantaba el ping- pong y el básquetbol, con su hermano Patricio ganaron varios campeonatos de la Escuela; le decían “Rucio” por su pelo colorín.

Cuenta mi mamá, Catalina, que en el verano del ’60, conoció a mi papá en el local de las JJ.CC en El Salto y que se enamoraron mientras ensayaban los sketch que luego presentaban a sus compañeros. Se casaron el ’65 y Tuvieron tres hijos: Ricardo, mi hermano mayor -que hoy vive en Finlandia-, Susana y yo.

Era hincha de la “U”; iban con la “Chica”, como le decía a mi madre, a ver los clásicos; también les gustaba mucho el cine. Ella recuerda, que la última película que fueron a ver fue “Hamlet” el año ’74. Le gustaba bailar y le encantaba traducir las canciones en inglés.

Muy joven, a los 13 años se hizo militante. Fue comunista como mi abuelo. Recuerda mi mamá que cuando salió Allende, mi papá era funcionario del Partido y que ese día estaban felices y él le dijo: “Ahora hay que trabajar mucho, porque la responsabilidad es grande”.

El último recuerdo que tengo de mi papá es de la noche posterior a su primera detención, fue a darme las buenas noches, me quedó mirando y me acarició.

En noviembre de 1975, miembros del Comando Conjunto se lo llevaron desde nuestra casa en la Población Valdivieso de Conchalí, veinte años después pudimos despedirlo.

El era Ricardo Weibel Navarrete, detenido y desaparecido el 7 de noviembre de 1975. Yo soy Cristián Weibel Avendaño, su hijo menor, y recuerdo a mi papá. Recuérdalo tú, recuérdaselo a otr@s.

Ficha técnica

Para realizar esta microbiografía, se entrevistó a Cristián Weibel, quien grabó esta cápsula radial en septiembre de 2014 en los estudios de Radio Universidad de Chile, donde posteriormente fue mezclada y emitida.

5 Comments, RSS

  • hernan toledo villarroel

    dijo en:
    noviembre 10, 2016 a las 08:29

    Estimado Cristian, guardo muchos recuerdos dr Ricardo y de tu tio Jose, ya que los conoci como vecinos y como simpatizabte de ls JJCC motivo pir el cual visite muchss veces la sede ubicada avda el salto pasado duque de kent, a tus padres los veia muy seguido ya que esos momentos yo vivia Heroes de la Concepcion con Colombia y si msl no recuerdo Cata vivia misma calle. Ufff tantos recuerdos algun dia no conoceremos ahh olvidaba tambien conoci y chsrle con tu abuelo..actualmente vivo La Pintana y doy cuñado De Eduardo Salas Romero. Un abrazo.

  • Luis Farias

    dijo en:
    noviembre 7, 2016 a las 20:27

    Creyeron que estaban enterrandote y estaban plantando uma semilla
    (Ernesto Cardenal, poeta)

  • Nelson Hidalgo Vega

    dijo en:
    enero 7, 2016 a las 23:04

    Cristián; no tengo el gusto de conocerte, pero si tuve por compañera de curso a tu hermana Susana, en la escuela Esmeralda en Arica, no tengo claro si fue en 5° o 6° básico; en ese momento eramos niños e ignorantes de muchas cosas que ocurrían, luego pasó el tiempo y me enteré de lo que le sucedió a tu padre e inmediatamente lo relacioné con ella porque el apellido Weibel no es común.

    Me gustaría mucho poder saludar a tu hermana, de ser posible conversar con ella, ojala se acuerde de mí y tenga ánimo de hacerlo.

    Muchas gracias de antemano si le haces llegar este mensaje.

    Muy atentamente; Nelson Hidalgo

  • araukana

    dijo en:
    septiembre 11, 2015 a las 15:41

    cRISTIAN
    QUE YO RECUERDE A tu papa le gustaba el audax, al negro la U y al Pato la catolica, me crie con ellos
    fui una mas de esta familia, la mia los chiquillos son mis hermanos,desgraciadamente no vivo en CHILE
    que recuerdos tengo yo de mi infancia, en esa mesa larga, que cuando murio mi padrino aun estaba
    Ricardo lo sentaban a mi lado junto con el Nanito despues nos cambiaron porque tu papa me pegaba mucho
    claro que yo no me quedaba atras, una mirada de don Luis y todos tranquilitos.

    Bien por esta te dejo dale saludos a tu mama, en un dia como hoy una oracion por toda mi gente.
    NI OLVIDO NI PERDON

    • Cristian weibel

      dijo en:
      octubre 10, 2015 a las 18:22

      Gracias por tus palabras…pero era hincha de la U…Esa era una diferencia con mi madre colócolina, gracias por tus palabras y sumar algo más a nuestra historia.

Tu dirección e-mail no será publicada. Los campos requeridos son obligatorios *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.